La educación, un arma para prevenir la figura del acosador.